FutsalNazari

No se trata de practicar mucho, sino de practicar de forma inteligente = FUTSAL

El talento no es un don aleatorio que responde a las leyes del azar y la genética. Para entender cómo se desarrolla el talento, el prestigioso periodista Dan Coyle emprendió un largo viaje de 14 meses, visitó desde una ruinosa pista de tenis de Moscú a un campo de fútbol de Sao Paulo, un estudio vocal de Dallas Texas, una Escuela superpoblada de California o una academia destartalada en los Adirondacks, Nueva York. Así, llegó a la conclusión de que para desarrollar una habilidad  tiene que haber una convergencia de 3 elementos: práctica intensa, la ignición y el maestro instructor.

1. Práctica intensa. Aquellas experiencias en las que te ves obligado a ir más despacio, a cometer errores y a enmendarlos acaban por volverte más ágil sin que te des cuenta de ello.

2. Ignición. Se requiere energía, pasión, compromiso. La ignición suministra la energía, mientras que la práctica intensa convierte con el tiempo esa energía en progreso activo, algo que conocemos como capas de mielina. La mielina es un aislador celular que envuelve los circuitos neuronales y que se desarrolla en respuesta a determinadas señales.

3. El maestro instructor.

Tres son los ejemplos que permitirán ilustrar los conceptos que Coyle desea exponer:

a) El club de tenis Spartak en Moscú, un club que dispone sólo de una sala, que además es cubierta debido al frío. Del club se decía que “era más probable ver a un oso negro en la pista central de Wimbledon que a un tenista ruso”. En 1998, este club saca a la luz su primera estrella, efímera, Anna Kournikova. Tras ella vendrán muchas más grandes tenistas.

b) Un colegio de música ubicado en Dallas y carente de todos los recursos imaginables. En el año 2000 saca a la luz su primera gran estrella, la cantante Jessica Simpson, tras la cual vendrán muchos más.

c) Una escuela en San José, California, con los peores resultados de la selectividad americana en todo Estados Unidos. Hoy es uno de los colegios que mejores calificaciones obtiene.

Del estudio de estos casos y de algunos más, las conclusiones que extrae son las siguientes:

a) La regla de las 10.000 horas. No es una aportación suya, ya que afirma que está de moda en Estados Unidos (de hecho, Benjamín Zander lo ha mencionado muchas veces en los últimos 6-10 años). Practicar mucho es uno de los elementos que marca la diferencia entre los buenos y los excepcionales. Mozart, con 8 años, tenía ya 3.500 horas de práctica a sus espaldas.

b) El esfuerzo para obtener el resultado. Cuando el alumno debe esforzarse para llegar a un resultado determinado, su aprendizaje se dispara exponencialmente. Por ejemplo, en ejercicios de memorización, los resultados mejoran un 300%. El ser humano aprende cuando es empujado a los límites de su habilidad. En estos casos, la mielina, que es una capa aislante que se forma alrededor de los nervios, se refuerza. La mielina permite una transmisión rápida y eficiente de impulsos a lo largo de las neuronas. Si la mielina se daña, los impulsos se interrumpen, lo cual puede causar enfermedades como la esclerosis múltiple. Coyle pone como ejemplo el estudio del psicólogo James Stiegler con estudiantes americanos y asiáticos en matemáticas. Stiegler se preguntaba por qué los estudiantes asiáticos obtenían notas mucho más altas en matemáticas que los americanos. Comparó dos grupos con sendos profesores de Estados Unidos y Asia. Monitorizó el esfuerzo mental y se encontró que en la clase asiática, durante el 44% del tiempo empleado, los estudiantes estaban esforzándose mentalmente, mientras que con el profesor americano el esfuerzo se producía en el 1% del tiempo.

c) Práctica lenta y perfeccionista. La práctica lenta permite menor margen de error, facilita la ejecución más perfecta (o menos imperfecta) de la actividad realizada. El resultado es que la mielina engorda en tamaño. El caso ejemplificativo es la organización Toyota, que para todo el proceso de ensamblaje para corregir errores, por pequeños que sean. No se continúa hasta que el error ha sido subsanado y si vuelve a producirse, se vuelve a parar la cadena. Cualquier operario puede pulsar el botón de parada. Otras organizaciones mantienen el ritmo, ignoran el error, se vuelven imprecisas. Otro de sus casos de estudio fue el fútbol en Brasil. Según Coyle, uno de los elementos que han permitido la primacía futbolística de Brasil no sólo es que el país se vuelca en el fútbol, sino que el país juega al fútbol sala, con un balón que apenas se eleva y que exige mayor precisión en menor espacio. Luego los niños pasan al fútbol y allí brillan. En resumen, no se trata sólo de practicar mucho, se trata de practicar de forma inteligente.

d) La Ignición: tener un espejo en el que verse reflejado aumenta significativamente el progreso y el aprendizaje. Coyle lo resume de la siguiente forma: ninguno de los 7 últimos grandes velocistas era el hijo mayor de una familia. Todos tienen un hermano mayor. ¿Por qué? Porque ese era el patrón a imitar, a alcanzar. El otro ejemplo es la jugadora de golf Se Ri Pak, la primera coreana en ganar el campeonato McDonald’s de la PGA. Se convirtió en icono nacional, y 10 años más tarde sus compatriotas han colonizado el Tour. Hoy 32 jugadoras surcoreanas se reparten los títulos de la tercera parte de los torneos disputados. Algo similar ocurre en España con el baloncesto…

e) La pasión: constancia en lo que uno persigue y desea. El psicólogo de la música Gerry McPhearson analizó a un grupo de jóvenes músicos, recopiló sus datos y siguió su proyección. Los que más destacaron tenían una cosa curiosa en común: todos contestaban lo mismo a la pregunta “¿Durante cuánto tiempo vas a tocar un instrumento?”. Aquellos que contestaban “para siempre” son los que han triunfado. Consiste, según Coyle, en unir tu identidad a algo.

Poniendo en práctica estos 5 elementos el aprendizaje se acelera, es más rápido, es mejor. Estos 5 elementos pueden dar lugar a un “genio” o a un “fuera de serie”, sin que tengamos que agarrarnos a algo tan abstracto como “el talento”.

Comentarios

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies