FutsalNazari

Macc: “Lo que conseguimos fue algo increíble”

En la historia del fútbol sala granadino las gestas del Taberna Andaluza femenino tienen un capítulo de Oro que todos los niños y niñas que empiezan en este deporte deberían conocer. Hace dieciocho años, un equipo de chicas  amateurs alcanzaron la máxima categoría nacional y posteriormente, contra todo pronóstico y ante las grandes potencias del panorama nacional conquistaron la Copa de la Reina (2001).

A esos jóvenes que se inician en el fútbol sala habría que hacerles conocer que un grupo de niñas, que se hicieron mujeres en el Taberna Andaluza, pasaron de jugar en provincial a codearse con los grandes. Cuando destacamos que eran amateurs, nos referimos a que pagaban cuotas para mantener el equipo. Evidentemente, compaginaban trabajos, estudios… y entrenaban en el derruido Pabellón del Estadio de la Juventud en horario de mediodía, de 15 a 17 horas, sin almorzar…

Un sacrificio, una implicación, un sentimiento que hoy día cuesta un mundo que los jóvenes puedan entender. Esa cultura del sacrificio dejó una huella imborrable en toda una generación que tiene una importante representación en el equipo de La Zubia.

Maricarmen, Inma Cuines, La” Loqui” y Macc, nuestra protagonista de hoy siguen disfrutando de su pasión en la Segunda Andaluza al amparo del club zubiense, que fundó su compañera y portera de aquel equipo, Carolina García.

Maria Ángeles Cortés Caballero, “Macc”, era la cierre de aquel memorable Taberna Andaluza, al que también perteneció Meritxell Rubio, directiva de la RFAF. Después de tanto tiempo continúa con la ilusión de una niña en un equipo de amigas con el futsal como nexo de unión que las mantiene en activo después de dos décadas.

–       ¿Qué te mueve a seguir jugando al fútbol sala?

Principalmente la gente, creamos un buen grupo de compañeras y amigas, y aún a día de hoy sigue existiendo, y luego, quien ha jugado a fútbol sala sabe lo que se siente cuando se toca un balón, en general, cualquier cosa que te apasione, cuando la haces o la puedes seguir haciendo es maravilloso, ese cosquilleo antes de empezar sigue estando ahí.

–       Representas a la generación de la época dorada del fútbol sala femenino en Granada. Con la perspectiva de los años, ¿sois conscientes de lo que lograsteis siendo totalmente amateurs?

Yo creo que con el paso de los años sí valoras ese logro como algo increíble que sucedió porque estábamos en el sitio adecuado y en el momento adecuado.

–       ¿Cuál fue la receta del éxito?

Se dieron una serie de circunstancias que así lo propiciaron, estábamos en un momento magnífico tanto a nivel físico como a nivel de juego, y la confianza que depositaron en nosotras permitió que así sucediera, eso hizo que creyéramos en nosotras y pensáramos que podía suceder, no sabemos la fuerza que te da en el juego la confianza en uno mismo y en la gente que tienes al lado, esa confianza la noto sobre todo cuando volvemos a competir después de 17 años y ves que sigue estando intacta, y que con el paso de los años, además le puedes añadir la madurez.

–       ¿En qué ha cambiado el fútbol sala femenino en Granada?

Bueno, el fútbol sala femenino ha cambiado mucho en los últimos años, no se le ha dado la importancia que tiene y pienso que se ha dejado de lado, a pesar de conseguir algo que nadie ha vuelto a conseguir, en vez de dar más impulso pienso que se ha relegado a un segundo plano, y aunque este año creo que hay más equipos compitiendo, aún hay que hacer más desde los medios e instituciones para que las niñas se vuelvan a ilusionar con este deporte y las que hay vean que tienen apoyo.

–       ¿Podría volver a repetirse esas gestas a nivel nacional?

Como te he comentado antes, debe haber más implicación para que vuelvan a salir niñas con la ilusión y las ganas que teníamos entonces, porque haberlas estoy segura de que las hay.

–       Si volvieras a empezar tu carrera deportiva, ¿Qué cambiarias?

Bueno, yo tuve la suerte de poder hacer lo que me gustaba y poder disfrutar de este deporte al máximo, si es verdad que empecé tarde porque cuando yo empezaba a jugar apenas había equipos y no fue hasta la universidad que lo pude disfrutar de verdad, si hubiese sido más joven quizá lo hubiese disfrutado de otra manera pero no hubiese tenido otras oportunidades que sí tuve, tanto a nivel de campeonatos universitarios como de clubes. Así que no cambiaría nada.

–       ¿Cuál es tu mejor recuerdo de aquella época?

No puedo quedarme solo con un recuerdo, porque fueron muchos, sí puedo destacar el ascenso a División de Honor donde el grupo con el que yo había empezado estaba ahí casi al completo, la conquista de la Copa de la Reina con el último gol de Sandy in extremis, los dos campeonatos universitarios, la cantidad de buenas amigas que ha generado este deporte y que a día de hoy sigo manteniendo. Como te digo, son muchos los recuerdos de esa época.

– ¿Y tu mejor aprendizaje?

Mi mejor aprendizaje quizá fue reforzar la confianza en mí misma y ver cómo un grupo tan dispar de personas podía convertirse en uno solo cuando estaba en el campo, y también conocerme a mí misma y ver mis virtudes y mis defectos en distintas situaciones que suceden cuando juegas a un deporte.

Comentarios

Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies